5to Aniversario

Partiendo de un enfoque feminista en el litigio estratégico de casos, Mujeres Transformando el Mun -MTM-, conmemora hoy cinco años de acompañar procesos penales para que niñas, mujeres y adolescentes víctimas de violación sexual, violencia contra la mujer, trata de personas y discriminación, accedan a la justicia.
Celebramos nuestro aniversario, con la sentencia condenatoria por el delito de DISCRIMINACIÓN con Agravación de la Pena, dictada en el Juzgado de Paz de Guatemala a favor de la Señora Lucía Hernández Suret de Pixtún. Es la primera vez que MTM litiga un caso por este delito, y la sentencia en mención forma parte de las primeras seis alcanzadas en Guatemala. 
En abril del 2011, obtuvimos nuestra PRIMERA SENTENCIA por los delitos de violación y agresión sexual con agravación de la pena, en el departamento de San Marcos, con una sanción de 39 años de prisión contra el agresor, padre biológico de dos niñas de 9 y 12 años de edad. Con la sentencia por discriminación, sumamos 12 sentencias condenatorias en contra de diez violadores, un femicida y uno por discriminación; quienes están purgando penas desde 3 hasta 66 años de prisión.
Con la implementación del Modelo de Atención Integral -MAI-, contribuimos para que las niñas, adolescentes y mujeres transiten de ser víctimas a autodefinirse como sujetas de derechos, este proceso se inicia en los grupos de Auto apoyo para posteriormente integrarlas a la Escuela de estudios feministas “Carolina Urcuyo”, espacio en donde propiciamos la reflexión crítica de la violencia contra las mujeres y distintos referentes desde los cuales reflexionamos la realidad. 
A través del diagnóstico social comunitario, “Obstáculos al acceso a la justicia en casos de violencia en contra de la mujer, específicamente violencia sexual en niñas, adolescentes y jóvenes”; Mujeres Transformando el Mundo ha evidenciado que el Estado de Guatemala no cumple con la obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, la respuesta de los operadores de justicia sobre estos, sigue siendo misógino y patriarcal, sometiendo a una revictimización a las niñas, adolescentes y mujeres en quien recae la obligación de demostrar los hechos de violencia. 
Ratificamos nuestro compromiso de continuar el litigio y acompañamiento a niñas, adolescentes y mujeres sobrevivientes de Violencia Sexual. Nuestro propósito es que las mujeres, niñas y adolescentes ejerzan en libertad sus derechos humanos.

Día de la No Violencia Contra la Mujer

                                                                                                                                                              Ciudad Guatemala, 25 de noviembre del 2013.

                                                                                                                                                                            

En el día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres , la Asociación Mujeres Transformando el Mundo(MTM), congratula a las 7,358,328 mujeres y niñas guatemaltecas y extiende su admiración a las miles de mujeres, adolescentes y niñas que participan y / o encabezan las luchas comunitarias en contra de la extracción minera, los monocultivos, la discriminación , a todas las que luchan por la recuperación de la memoria histórica, por el acceso a la tierra, a la energía eléctrica, al agua, en defensa de su territorio cuerpo, los derechos sexuales y reproductivos.
Hoy resonamos que la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 del 17 de diciembre de 1999, aprobó el día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres y que este es conmemorado el 25 de noviembre de cada año recordando el asesinato de las hermanas Mirabal el 25 de noviembre de 1960, mujeres dominicanas cuya oposición a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, la lucha por la democracia y el respeto de los derechos humanos en su país les costó la vida. 
Al gobierno de Guatemala como Estado firmante de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer y la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, le exigimos el cumplimiento de las obligaciones concretas adquiridas para prevenir esta violencia, tratar sus causas ,investigar, enjuiciar y sancionar a los agresores.
Responsabilizamos al Estado de Guatemala por su inacción ante los cientos de mujeres, niñas y adolescentes, que cada año pasan a formar parte de las estadísticas de femicidios. Guatemala es el segundo país de Centroamérica donde se registran más asesinatos de mujeres ; con un total de 834 en el 2011, 465 en el 2012 y más de 460 femicidios en lo que va del año.
Entre los más de 460 femicidios registrados en el 2012, está el caso de Ruth Maritza Gómez, una mujer de 31 años que el 7 de octubre de ese año, fue mortalmente golpeada por su cónyuge, el oficial de policía Geovany Bautista, quien le causó una fractura cerebral y le fracturo cuatro costillas. Producto de la golpiza Ruth quedó inconsciente y perdió su capacidad de hablar, su agresor no la llevó al hospital sino que la violó y luego se durmió. Ella murió el 10 de Octubre, sin recibir atención médica y siendo sometida a ritos religiosos de pastores que “intentaban sacarle los demonios que le impedían hablar”. En este crimen se conjugaron la brutalidad de un hombre que según los hechos agredió y dejo morir a su esposa y la premeditación, ya que en su calidad de agente de la PNC, consciente del delito que había cometido y de que este seria develado cuando Ruth fuese atendida en el sistema de salud, optó por dejarla morir.
Condenamos la falta de protección del Estado de Guatemala hacia Ruth y las mujeres, que siguen sufriendo las prácticas de un Sistema Patriarcal que les violenta y agrede en total impunidad. Lamentamos que esta desprotección sea evidenciada en las más de 4 mil mujeres que han sido violadas sexualmente en lo que va del año, con un escalofriante promedio de 600 al mes según el INACIF, más el número desconocido de las sobrevivientes de violencia sexual que por miedo a la exclusión social en sus comunidades, centros de estudio y/o trabajo, no denuncian.
Lamentamos que el Estado se preste para extender y agudizar las consecuencias de la violación sexual, la cual muchas veces termina en un embarazo no deseado, significándole a la mujer, niña o adolescente sobreviviente de una violencia de este tipo; un embarazo forzado que le frustrará su proyecto de vida o el riesgo de muerte si opta por la interrupción no segura del embarazo.
Demandamos al gobierno que cree y aplique políticas públicas que permitan a las mujeres el pleno goce de los derechos sexuales y reproductivos.
Acuerpamos a las defensoras de derechos humanos que por su convicción y lucha a favor del respeto y cumplimiento de las garantías individuales, están siendo criminalizadas por un Estado parcializado a favor de los intereses de las empresas transnacionales .

Mujeres Transformando el Mundo
La Violencia Sexual Es Un Delito y La Inacción Del Estado También.